Vuelos baratos a Italia



Horarios billetes e información de las aerolíneas

Cómo llegar a Italia

Los vuelos a Italia que salen desde Argentina lo hacen desde el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, ubicado a 30 minutos por carretera del centro de la ciudad de Buenos Aires. El aeropuerto ofrece 3 amplias terminales de pasajeros que se encuentran perfectamente conectadas con el centro de la ciudad a través del micro o colectivo.

Es posible encontrar diferentes vuelos baratos a Italia en distintos horarios y todos los días de la semana:

  • Aerolineas Argentinas lleva a cabo un vuelo que sale del aeropuerto de Buenos Aires a las 20.43 y llega a su destino a las 18.20 (+1). La compañía Alitalia ofrece un vuelo que inicia su recorrido a las 18.48 y llega al aeropuerto de Roma a las 7.50 (+1). Estos vuelos a Italia son directos y tienen una duración aproximada de 16 horas.
  • No obstante, varias compañías de reconocido prestigio como British Airways y Air Europa realizan vuelos con una escala en el Aeropuerto de Heathrow y en el Aeropuerto de Madrid-Barajas respectivamente.

Los vuelos tienen como destino el Aeropuerto Internacional Leonardo Da Vinci, ubicado en la localidad de Fiumicino, a tan solo 35 kilómetros del centro de Roma. El aeropuerto se encuentra perfectamente comunicado con la capital a través de un tren directo que pasa con una frecuencia de 30 minutos. Asimismo, en la terminal se ubican varias paradas de taxi.

Italia

Los vuelos baratos a Italia finalizan su recorrido en la capital y permiten, así, iniciar una ruta desde el corazón del país para conocer regiones con un magnífico patrimonio histórico-cultural que ofrecen también una exquisita gastronomía mediterránea.

Italia es un encantador país por el que han pasado diversas culturas que han llegado a dejar huella, como la griega y la romana. Su capital, la Ciudad Eterna de Roma, es uno de los destinos turísticos más importantes del mundo y ofrece diversos rincones de interés como el Coliseo, el Foro o la Fontana Di Trevi.

Gracias de un viaje a Italia los visitantes pueden, no solo aprovechar un billete a un precio económico, sino también recorrer destinos como Milán, que se caracteriza por ser un importante centro de industria y finanzas, además de ser reconocida como ciudad de la moda. Otro de los lugares más visitados de Italia es Ciudad del Vaticano, uno de los dos estados independientes de Italia y donde se sitúan La Plaza y la Basílica de San Pedro. Se convierten en lugares de obligada visita los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina, decorada a finales del siglo XV por el gran artista Miguel Ángel.

Del mismo modo, reservar vuelos a Italia representa la oportunidad de conocer un país de gran tradición cultural y artística, con interesantes ciudades como Venecia, particular por su localización geográfica, su riqueza monumental y sus populares carnavales; Florencia, capital del renacimiento y paraíso del arte italiano; Siena, en la Toscana, ciudad histórica de famosa catedral o Genova, ciudad costera a orillas del Mar Ligure que está considerada un importante centro industrial además de un sugerente destino de ocio y descanso. Los viajar a Italia se recomienda no solo por sus encantadoras ciudades de ensueño sino también por cautivadores rincones de gran belleza, entre un total de 24 parques naturales como el de Gran Paradiso, Val Grande o Asinara, así como agradables espacios como el Lago de Como, uno de los más profundos de Europa, y el Lago de Garda, rodeados de pequeños municipios que merece la pena recorrer como Bellagio o Varena.

Pompeya, símbolo portuario del Imperio Romano, ofrece a día de hoy una herencia arqueológica reconocida como Patrimonio Mundial, pudiendo visitar el Foro, el Teatro y los baños públicos. Al norte del país, en los Alpes orientales, se encuentra la cordillera de las Dolomitas, un lugar que se extiende a lo largo de provincias como Bolzano y Trento y que ofrecen decenas de localidades alpinas de gran riqueza paisajística, que proponen trayectos por encantadores senderos y un sinfín de actividades al aire libre, con importantes estaciones de esquí como la de Val Gardena.